5 remedios caseros para la tos que ayudarán a tu peque a recuperarse

Califica este artículo

Muchas veces cuando nuestros hijos o hijas tienen tos lo primero que hacemos es ir corriendo a la farmacia. Sin embargo, el exceso de medicamentos de venta libre para tratar la tos y los resfriados no son seguros para los niños menores de 2 años y podría ser gravemente perjudiciales para los niños menores de 6 años.  Si tu niño tiene resfrío o  gripe, puedes probar con  estos remedios caseros para la tos que son  suaves, efectivos y seguros.

Baños de vapor
Respirar aire húmedo ayuda a aflojar el moco en las vías nasales. Si a eso le sumas un baño caliente el resultado puede ser satisfactorio para tu hija ya que se sentirá mucho más cómoda y relajada.

Dibujo

¿Qué necesitas? Un vaporizador.  Coloca en el aparato solución salina y ponlo en el dormitorio de tu hija cuando ella esté durmiendo, descansando o jugando.

Para el baño de vapor, deja la regadera correr durante algunos minutos. Si no es un buen momento  para un baño, sólo tienes que abrir el agua caliente de la bañera o regadera, cierra la puerta del baño, bloquea con una toalla cualquier hueco debajo de la puerta  y siéntate en la habitación con tu hijo durante unos 15 minutos .

En niños mayores de 2 años, añade unas gotas de mentol al agua del baño o al vaporizador.

Gárgaras con agua salada
Este es uno de los remedios caseros para la tos más efectivos,  pero se recomienda que se emplee a partir de los 4 años. También ayuda a limpiar la mucosidad de la garganta. Mientras que los científicos no han determinado con exactitud por qué funciona, los estudios han demostrado que el remedio es eficaz.

gargaras
Sólo debes combinar agua tibia con sal, 172 cucharadita es suficiente. Si a tu hijo no le gusta el sabor, puedes agregarle  un chorrito de jugo de limón.
Trata de que tu hijo haga  gárgaras tres o cuatro veces al día.

Miel
La miel es uno de los remedios caseros para la tos más utilizados. Suaviza la garganta y ayuda a eliminar la tos. Es recomendable para niños de 1 año en adelante.

Dibujo

Beber líquidos
Beber muchos líquidos ayuda a prevenir la deshidratación y elimina las secreciones nasales de tu hijo. Procura que tu hijo beba agua. En caso de que no le resulte atractivo prueba con jugos de frutas.
¿Conocías estos remedios caseros para la tos?

Caldo  de pollo
Los líquidos calientes pueden ser muy calmantes y ayudan a aliviar la congestión. Sirve el caldo de pollo una vez al día y ya comenzaran a notar los avances.

Fuente:

http://www.babycenter.com/0_11-safe-home-remedies-to-soothe-your-childs-cold-and-flu-sym_10014077.bc

Tagged with:     ,

About the author /


Mamá emprendedora y creativa. Amante de las promociones y trucos para ahorrar dinero. Siempre con ganas de aprender y de educar de la mejor manera a los hijos para que sean felices.

Videos