Diviértete haciendo papiroflexia con los peques

Califica este artículo

La papiroflexia u origami es un arte milenario que consiste en realizar figuras plegando papel. No se utiliza tijeras ni pegamento, sólo se emplea la habilidad e imaginación. Originario de China, este particular arte, luego de desarrollarse en Japón, llegó a Occidente en el siglo XIII.

En la actualidad la papiroflexia es un arte que se ha popularizado alrededor del mundo y se lo utiliza, con gran frecuencia, para ornamentar pero también es una excelente herramienta para completar algunas disciplinas como la educación y psicología.
El origami, además de ser muy divertido, es una técnica que estimula la creatividad, mejora la atención y fortalece la autoestima. Es una buena propuesta para practicar en familia y un juego ideal para los más chicos.

Papiroflexia

Mariposa de colores

Haz papiroflexia con tus niños

Practicando papiroflexia en familia pueden crear infinidad de figuras y pasar un momento muy agradable. Una de los modelos más conocido es la famosa grulla. Pero también puedes hacer caras de animales, corazones, animales, flores e insectos. Todo depende de tu ingenio.
gatito hecho con papiroflexia

Para adentrarte a este maravilloso universo de formas sólo necesitas papel de grano largo. En las papelerías puedes comprarlo y podrás encontrarás variantes especiales para hacer papiroflexia. Si tienes pensado hacer origami con los peques, lo más adecuado es comenzar realizando figuras sencillas y luego, con la práctica, avanzar hacia modelos más complejos.

Papiroflexia para los más chicos

Dentro del mundo del origami uno de los modelos más sencillos para hacer es la famosa cara de gato. Realizar esta figura es muy fácil. Sólo necesitas papel.

Haz una figura de un gato! Para que tu gato sea más atractivo puedes escoger un papel cuyo lado frontal y posterior sean algo diferentes ya sea en textura o color.

El papel que elijas debe ser cuadrado, todos sus lados tienen que ser iguales. Puede ser un papel cuyas medidas sean de 15×15 cm.

  1. Para hacer la cara de un gato, primero toma el papel y colócalo en forma de rombo.
  2. Pliega, uno de sus extremos, horizontalmente, formando un triángulo.
  3. Dobla horizontalmente el extremo superior hacia abajo formando un pequeño triángulo.
  4. Da vuelta el papel y dobla los picos de ambos extremos hacia la mitad del triángulo de arriba.
  5. Luego  da vuelta el papel. Ya tienes la forma de la cara del gato.
  6. Dibuja con crayón sus ojos, bigotes, boca y hocico.

 

como hacer un gato con papiroflexia

¡Ya está listo tu origami con cara de gato! Disfrútalo y anímate a hacer nuevas formas.

Temas relacionados     , ,

Sobre el autor


Mamá emprendedora y creativa. Amante de las promociones y trucos para ahorrar dinero. Siempre con ganas de aprender y de educar de la mejor manera a los hijos para que sean felices.

Videos