La aceptación de tu cuerpo después del parto

Durante el embarazo tu cuerpo comienza a sufrir varios cambios, algunos se extienden después del parto y algunos nuevos aparecen. En este post te diremos algunos de los cambios que tu cuerpo puede tener para ayudarte a llevar la aceptación de tu cuerpo después del parto.

El cuerpo después del parto
Una de las grandes verdades y que es básica para aceptar tu nuevo cuerpo es que no volverás a verte igual. Tu cuerpo ha experimentado un cambio para siempre. Aun cuando regreses a tu peso pre embarazo o bajes un poco más, esos gramos se van a acumular en diferentes partes. Debido al embarazo algunas partes de u cuerpo se han hecho más angostas y otras, se han ensanchado. Cada cuerpo reacciona diferente, pero notarás los cambios.

Dibujo

Otro hecho que notarás después del parto es que tu cuerpo no funcionará de la misma manera. Además de cómo te ves, percibirás que el funcionamiento de tu cuerpo ha variado. Más allá de un cambio en tus ciclos menstruales y posibles cambios en tu sistema urinario y digestivo tus músculos ya no serán los mismos. Como te mencionamos anteriormente, cada cuerpo es diferente, pero es un hecho que las hormonas que recibiste durante el embarazo han cambiado sustancialmente el funcionamiento de tu cuerpo.

No todo es negativo
Pero no todo es negativo. Algo que descubrirás es que ahora serás capaz de hacer cosas que jamás te imaginaste que podrías hacer. Si antes te sentías fatal tras dormirte tarde, ahora te darás cuenta que, aun después de estar pendiente toda la noche de alimentar a tu hijo, al otro día no te sentirás tan cansada. También, el hecho de cargar a tu hijo tonificará y definirá tus brazos. Tus reflejos se harán más rápidos y estarás más atenta a sonidos que antes no pensabas que podías escuchar.

Dibujo

En pocas palabras, algo que debes tener en cuenta sobre ti y tu cuerpo después del parto es que la belleza está en donde la busques. Si bien tu cuerpo sufrió una enorme cantidad de cambios -unos visibles y otros no- es un hecho que no te volviste fea. Deberás ir aceptando esos cambios y deben motivarte a verte más bella cada día. Además de que cada detalle que veas en tu hijo te parecerá la cosa más bella te darás cuenta que ahora eres madre y los ojos del ser que llevaste en tu cuerpo hasta hace pocos días te verán como realmente eres: hermosa. 

Tagged with:     , ,

About the author /


Periodista y docente con una gran conciencia social. Interesada en diferentes temas relacionados con la investigación, la actualidad y por supuesto con todo aquello que tenga que ver con la maternidad, paternidad e infancia.

Videos