La importancia de la autoridad en el bullying

Califica este artículo

Hoy estoy de vuelta con el tema sobre la violencia en la escuela o bullying como recientemente se le conoce. En el articulo “Violencias en las escuelas ¿Reflejo de crisis?” pasado vimos las primeras dos formas de autoridad: tradicional y racional-burocrática.  Decíamos que estos primeros dos tipos de autoridad tienen ciertos rasgos en común que tienen que ver con la idea de que las figuras de autoridad no tienen mucho que ver con la persona física sino con roles que se desempeñan y esto genera que, por un lado los roles que desempeñan cargos iguales tienen a su vez el mismo poder de ejercer autoridad, y que la autoridad que recae en el rol es fácilmente transmisible porque si alguien abandona el rol, puede nombrar a otra persona que ocupe ese rol y heredar la “autoridad”.

En el caso del tercer tipo de autoridad:
c) Autoridad carismática: Son personas reconocidas por sus seguidores como personas excepcionales por carisma. Tiene un atributo superior a mi que es digno de ser seguido. Ésta sí es personal y por tanto no se aplica a nadie más ni es transferible. Cuesta mucho acumularla y es muy fácil perderla; una vez que la pierdo la pierdo para siempre. Digamos por ejemplo que se encuentran al director de un colegio con algún caso de maltrato infantil y perderá por siempre el carisma ante la sociedad (es muy difícil que se reintegre).

Mother Comforting Son

Gabriel Noel ( ver video en este artículo) nos dice que debido a un proceso de sociológico denominado individuación, en donde las sociedades hemos ido reproduciéndonos en función de un nuevo paradigma que tiene que ver con la consolidación primaria como individuo y luego como social. Esto ha llevado a que hoy en día una persona que pertenezca a un partido, empresa, o movimiento social, no necesariamente está de acuerdo con todo lo que dice el dirigente o el partido o movimiento en sí. Cosa que antes era legitima e incuestionable (de los años 40s a los 70s aproximadamente).

Hoy en día hay un verdadero consentimiento y la legitimidad no es tal, por ende el mecanismo actuando ahí es de coacción (aunque parezca autoridad). Esto ha venido a fragmentar fuertemente las relaciones de poder y la concepción de autoridad tradicional y racional al interior de la escuela y también de la familia. Como resultado pareciera que la única que queda es la autoridad carismática, y como vemos es sumamente compleja de lograr o mantener a lo largo del tiempo.

auto2

Un profesor puede tardar muchos años en lograr una autoridad carismática y perderla justo incluso en el momento en el que quiere usar el poder, puesto que para muchos deja de ser carismático en el momento en que deben de consentir su autoridad (precisamente por el proceso de individuación paralelo). Esta fragilidad nos afecta en todas las esferas sociales. En el siguiente articulo, ahondaré cómo ha sido esta afección al interior de la familia y con respecto del proceso natural de desarrollo y crecimiento del niño.

Temas relacionados    

Sobre el autor


Psicóloga, socióloga y especialista en el desarrollo de la creatividad a través del arte. A través de los años voy reafirmando que nada se aprende mejor que estando felices, plenos y en paz. El trabajo que hago está particularmente enfocado en el momento de aprendizaje con l@s niñ@s, procurando dinámicas integrales en cuerpo y mente y utilizando las artes como instrumento de creación.

Videos