Las 5 emociones básicas, limpiándonos de emociones inauténticas

Califica este artículo

De suerte que en nuestro organismo tenemos 5 emociones básicas y no más. Todas las otras que podamos ubicar serán consideradas como emociones inauténticas. Una dinámica recomendada para limpiar las emociones inauténticas con tus hijos podría ser la siguiente.

La flor de las emociones:

Consigue un pedazo de papel kraft grande de aproximadamente 1.30 por 1.30 y retazos de distintas telas. Invítalos a que identifiquen distintas emociones que puedan reconocer a lo largo de su historia, pueden cerrar sus ojos y recorrer su cuerpo para tratar de conectar con las emociones vividas, pueden contar la anécdota también, el proceso puede ser interno o externo (contado en público o no), sin embargo las emociones deben de ser nombradas.

flor emo

Ayúdales a poder nombrar emociones, quizás algo como “enojo: aquella vez que me enojé porque la tía Irma no me avisó que no venía a cenar”, “alegría: cuando mamá canta esta alegre” . Aquellas que se consideran contaminadas, como la envidia, traten de reconozcan de qué están hechas, de rabia y tristeza, o celos, de amor y de miedo o a veces de amor miedo y rabia, etc. Busquen la raíz de las emociones naturales que la conforman.

Una vez reconocidas y nombradas, escríbanlas en un retazo y péguenlas sobre el pape Kraft. La idea es que cada emoción será un pétalo de flor, es recomendable que se traten de acomodar los retazos en circulo para que la flor se pueda trazar fácilmente, el retazo es de libre decoración.

Print

Una vez puestas nuestras emociones, cada niño tratará de reflexionar: ¿Cómo reaccionó cada quien ante la emoción? ¿Para que me sirvió actuar así? ¿Cuáles eran otras posibilidades de haber actuado que habrían sido más adecuadas?
Una vez que descubran una o más utilidades, pueden comenzar trazar un pétalo de flor alrededor de esa emoción. Las emociones que no tengan ninguna utilidad deséchenlas y aprendan del mensaje de que esas emociones en esas circunstancias no sirvieron para nada y no se sirven para enfrentarlas. Ojo: como padres hay que conocer muy bien qué emociones pueden ser útiles en ciertas circunstancias, la tarea empieza desde ahí.

Una vez terminada la dinámica el resultado debería de ser una flor de emociones naturales trazadas a partir del aprendizaje que nos trajo la reflexión sobre cada una de nuestras decisiones al momento de vivir una emoción.
La pieza se puede mandar enmarcar y colgar en un lugar especial de la casa, cada vez que alguien esté perdiendo contacto con sus emociones puede ir a buscar inspiración en ese lugar para poder reflexionar y decidir más asertivamente. De esta forma una dinámica de arte puede además generar un espacio para la exploración personal y el fomento a la inteligencia emocional.

Tagged with:    

About the author /


Mamá emprendedora y creativa. Amante de las promociones y trucos para ahorrar dinero. Siempre con ganas de aprender y de educar de la mejor manera a los hijos para que sean felices.

Videos