Manualidades sencillas para tus peques

El día de hoy es un día sencillo, y por lo mismo mantendremos las manualidades sencillas, reconfortantes y sin mayor alarde que el de rellenar mandalas con bolitas de papel de china. Sabemos que es una actividad que se hace mucho en preescolar pero es que tiene muchas ventajas para el control y dominio de la psicomotricidad fina.

manda2

Además puedes utilizar esta actividad para presentar algún tema importante o hablar algo específico con tu pequeñ@, por ejemplo, si últimamente has estado preocupad@ porque tendrás que salir unos días de la ciudad y tus hijos estarán en ausencia de su madre o padre, podrías dedicar un tiempo extra antes de tu partida para revelarles el secreto de un momento de quietud.

Saca algunas copias de los diseños que aquí tu comparto u otros que encuentres en internet que quizás tengan mensajes más pertinentes con aquello que quieras comunicar, compartir o crear con tu pequeñ@. Preséntales el mandala y explícales que el círculo, es una de las figuras más antiguas de la historia, ha estado presente en todas las culturas de distintas formas y siempre con atributos importantes.

manda3

 

El propósito de esta sencilla manualidad que es el mandala es encaminar al individuo hacia el centro sagrado o el equilibrio de las cosas y entender que el trabajo sobre esta actividad es casi espiritual pues merece intenciones desde el corazón y altos niveles de concentración. Siempre puedes presentarlo a manera de juego ya que es importante que se divierta en el descubrimiento y experimentación del mandala.

manda

Si eres un papá o mamá que viaja mucho, esta es la manualidad perfecta para tus peques! 

Explícale que saldrás unos días pero que quieres compartir algo importante que le ayudará y protegerá en tu ausencia, sobre todo de los sentimientos nostálgicos o el extrañamiento. La idea es cargar ese mandala que escogerán juntos con mucha energía de amor para durante los días fuera el hij@ pueda cargarse de ese amor y recordarlo y sentirlo más fácil si le llega la nostalgia.

Así pues cada vez que estén moldeando la bolita de papel cada quien estará depositando amor en esa bolita, se puede platicar, contar chistes, reír y jugar al tiempo en quede intencional el amor y se hacen conscientes de que pronto estará de vuelta a casa y la tormenta quizás nunca habrá llegado. Espero que te sirva la sencilla manualidad, recuerda que puedes utilizarla y adaptarla lo que necesites compartir o trabajar con tu hijo.

Tagged with:     , ,

About the author /


Psicóloga, socióloga y especialista en el desarrollo de la creatividad a través del arte. A través de los años voy reafirmando que nada se aprende mejor que estando felices, plenos y en paz. El trabajo que hago está particularmente enfocado en el momento de aprendizaje con l@s niñ@s, procurando dinámicas integrales en cuerpo y mente y utilizando las artes como instrumento de creación.

Videos