Circuncisión: Mitos y realidades

bebe con circuncisión
Califica este artículo

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico que consiste en retirar el pliegue de la piel que cubre la cabeza del pene y que suele realizarse en los recién nacidos. Esta operación trae consigo una gran cantidad de mitos y verdades que a continuación compartimos con ustedes para que estén informados y puedan decidir si lo quieren para su hijo o no.

Mito: La circuncisión es la “amputación” o “mutilación” de una parte útil del pene

DibujoVerdad:  El comparar la circuncisión con una amputación o mutilación es una exageración utilizada por los grupos anti-circunsición. Dependiendo el tipo de procedimiento se retira entre un 20 y un 50% de tejido que, por otro lado, no es una parte útil del pene. El prepucio sirvió hace millones de años para proteger al pene cuando los homínidos aun no caminaban erguidos y no usaban ropa. Lo único que puede proteger el prepucio es un caldo de cultivo para bacterias y hongos, debido al calor y humedad que hay en dicha zona.

Mito: La circuncisión es un procedimiento traumático y doloroso para el recién nacido.
Verdad: Se trata de una operación que se realiza con anestesia. Se aplica una crema que adormece la zona par que el bebé no sienta dolor.

DibujoMito: Es una operación peligrosa.
Verdad: Como toda operación, tiene riesgos, pero hecha por un profesional estos son mínimos. La operación dura entre 10 y 15 minutos en los recién nacidos y el alta se da en el lapso de una semana. Los riesgos que algunos alegan es la infección, desangramiento e incluso la muerte. Es una herida y como toda herida debe tener sus cuidados, entre ellos, el suministro de antibióticos en caso de haber infección y como herida, también sangra, pero la herida se cubre para evitar esto. Desde 1954 sólo se han registrado 3 muertes en más de 50 millones de operaciones en los Estados Unidos: dos de ellas fueron por realizar esta operación de manera casera.

Mito: La circuncisión resta sensibilidad al pene para el acto sexual

circuncision
Verdad: La zona que cubre el prepucio en un pene sin circuncisión es muy sensible. De hecho, el propio prepucio tiene miles de terminaciones nerviosas pero mayor sensibilidad no es igual a mayor placer. Una mayor sensibilidad también puede significar mayor dolor o mayor ardor. Lo cierto es que todas las personas desarrollan su sexualidad partiendo de su sensibilidad, no de una “posible” sensibilidad que se pueda o no tener de haber tenido o no prepucio.

Espero que este artículo les haya servido, sobre todo a las mamis que están embarazadas y están pensando en la circuncisión como una opción para sus hijos. A informarse! o ustedes qué opinan?

 

Temas relacionados     , ,

Sobre el autor


Mamá emprendedora y creativa. Amante de las promociones y trucos para ahorrar dinero. Siempre con ganas de aprender y de educar de la mejor manera a los hijos para que sean felices.